Search
Close this search box.

The Nallakonda Windfarm CDM Project – a Good Concept Badly Implemented (Watch this! #3)

Scroll down for Spanish

See Watch This! #3, October 2012

by Dr Leena Gupta, Senior Scientist, Society for Promotion of Wastelands Development

Wind power can be a great source of renewable energy, but if put in the wrong place it can have considerable negative impacts on local livelihoods and resources. This article tells how local eco-restoration efforts were annihilated by the installation of a wind park and why this project should not be rewarded with carbon credits.

20 years ago Anantpur district in Andhra Pradesh was barren – a desert like landscape scarred with erosion. For two decades the volunteer organisation Timbaktu Collective worked together with eight villages to slowly nurture the area back to life. 7000 acres of land became protected and regenerated into a forest by the people of the Kogir, Mushtikovila, Shyapuram and Kambalapalli villages under the aegis of the ‘Kalpavalli Tree Growers Cooperative’. Now the decades of eco-restoration effort are being ruthlessly annihilated to set up a 50MW wind park inside this area.

Tadas Wind Energy limited chose Kalpavalli and the surrounding areas to set up 48 wind turbines because studies showed that the area had high potential for wind energy. Despite the area then being covered by forests, both the government and the company referred to obsolete revenue records which classed the area as “wastelands”. The company and the government then entered into purchase agreements for one acre plots on 48 strategic hilltop locations at extremely low prices. Under the name ‘Nallakonda wind farm in Andhra Pradesh’ the company also submitted this wind farm project to the UNFCCC for participation in the Clean Development Mechanism (CDM). Under this scheme, projects can receive carbon credits if they reduce emissions and contribute to sustainable development. If approved, the project could receive about 900,000 carbon credits until 2020.

Excessive Negative Impacts on Local Livelihoods and Resources

Environmental Impact Assessments (EIA) for renewable energy projects are not mandatory in India. The company has therefore not done any systematic EIA or Social Impact Assessment (SIA) study.  However, neighboring communities to the project identified several negative environmental impacts, such as heavy deforestation, land degradation, affected water bodies and biodiversity loss already occurring from project activities. The PDD states: ‘… the project activity does not cause any negative impact on the environment, [thus] no EIA study was conducted. There are no significant environmental impacts due to implementation of the project activity’ (p. 29 of PDD).

During installation work the wind energy company has violated many national and state level forest protection and biodiversity conservation laws. A violation of Article 21 of the Indian Constitution has been committed, which grants ‘Right to Life for all’ and contempt of the definition of Forest given by the H’ble Supreme Court of India. The letter of approval for the project from the Indian Government, a prerequisite to participate in the CDM, must therefore not be granted.

Vegetation has been removed and hilltops flattened on almost all hillocks in the area. Deep cuts of about 3 to 4 meters have been made on these slopes to make roads, but without retaining walls, so this has lead to massive soil erosion. Under the last monsoon rains the roads have all but collapsed and the eroded soil and landslides are creating major damage to the ecology of the area. These cuts have also heavily disrupted pasture routes making it impossible for cattle to climb up the hills. Internal water aquifers were also cut, creating a drastic decline in water availability. A massive spillage of construction debris has gone into fields and water bodies, further affecting water resources and livestock. To make matters worse, the construction activity needed a huge amount of water and now the windmills also need a constant supply of water for cooling them down. This water is taken by the company from the traditional water bodies of the villages without permission and often without payment. If payment is occasionally made, it is a paltry amount. A thorough impact assessment, including a proper consultation of local stakeholders, would have helped to identify such problems with this CDM project and could have avoided the damage it has caused to livelihoods and ecosystems as well as the current need for reparations.

Impacts of the project at a glance:

  • Massive soil erosion due to illegal road construction
  • 200 hectars of vegetation destroyed for construction of roads for transportation of wind park material
  • Unauthorized water usage by wind park company for construction purposes
  • Hilltops cut and deforested (48 acres of vegetation area degraded for construction of 48 windmills)
  • Threats to paddyfields and water bodies (silting, construction debris)
  • Heavy damage to pasture routes
  • No share of local community in profit and energy distribution
  • Pollution through packaging materials and construction debris
  • Very high investment – Very low employment generation, destruction of local livelihood systems

This CDM Project must not be approved

Not only does this project have heavy negative impacts on local resources and livelihoods. The project design document (PDD) lacks substantiation of factors / parameters / statements that are considered crucial for registration of CDM projects with the CDM Executive Board. See comment submitted to the UNFCCC by CDM Watch here.

What’s more, the local consultation process for this CDM project has been heavily flawed even outside the scheme. Part IX of the Constitution of India enshrines the power of the Panchayats (the smallest unit of governance comprising a group of villages) and powers given to the Gram Sabha (a meeting where all members of the village above voting age are eligible to attend and give their opinion). Yet, neither the state government nor the company thought it fit to discuss the setting up of the project with these local governance bodies. Meetings were only held with government officials and elected representatives who were keen to promote wind farms because the investments were considerable and would result in certain benefits to these officials personally. The stakeholder consultation meeting was not properly announced and most villagers were completely in the dark about the consultations. Announcements were made in English within a local newspaper, but the language is seldom understood by local villagers. Through discussions with local villagers of the affected area, it was confirmed there was no announcement or notice in villages, village governance body meetings, or in the widely circulated local language newspapers. It was only when the roads needed to be constructed that a process of involving the community was conducted by making many promises. When concerns were raised about the effects on the cattle grazing nearby, villagers were assured that the project would not have any impacts on grazing, but that has not been the case.

The stakeholder consultation process of this project is heavily flawed and the project must therefore not be validated.

What must happen next:

  • Restoration activity that reverses damage caused by the construction of roads
  • Compensation for the loss of the livelihood due to the restricted grazing access and loss of other livelihoods from non-timber forest produce
  • Negative validation of the CDM project due to breach of local stakeholder consultation and additionality rules
  • Mandatory provision of an EIASIA for the construction of wind parks in India

Without a proper EIA and SIA process wind power projects can easily undermine the sustainability purposes for which they are intended. The impact on the life support systems of the local people have to be considered as an integral part of any project and must be factored into the assessment of the benefits and costs. Furthermore, introducing a mandatory provision of an Environment Impact Assessment (EIA) and Social Impact Assessment (SIA) for the construction of wind parks and other renewable energy projects would ensure there is a proper assessment of the potential damage before giving permission to companies.

This case shows that when developing international protocols for biodiversity conservation and protection of community rights under the Convention on Biological Diversity (CBD), lessons learnt from CDM projects with negative impacts must be taken into account. Rules for consultation and impact assessment need to be strengthened and safeguarded plus grievance mechanisms need be introduced. Local communities must be acknowledged as primary stakeholders for the preservation of biodiversity and natural resources. Any project that violates safeguarding provisions, or damages the environment or livelihoods must be ineligible for financial support in the name of climate or biodiversity.

For more details about this project, its impacts and why it should not be approved see our comment submitted to the UNFCCC during the global stakeholder consultation period here.

Society for Promotion of Wastelands Development, was set up in 1982 by scientists, social activists, representatives from government, industry and civil society concerned about the degradation of the land and its related life support systems. Based in New Delhi, the Society develops appropriate technological responses to reverse degradation and reaches out to strengthen local institutions. http://www.spwd.org/

Vuelve al boletín ¡OPINA! #3, octubre 2012

Por Dr. Leena Gupta, Investigadora Principal, Soiceity for Promotion of Wastelands Development

La energía eólica puede ser una gran fuente de energía renovable, pero si se pone en el lugar equivocado puede tener considerables impactos negativos sobre los medios de vida y recursos locales. En este artículo se explica cómo esfuerzos locales de restauración ecológica fueron aniquilados por la instalación de un parque eólico y por qué este proyecto no debería ser recompensado con bonos de carbono. 

Hace 20 años Anantpur distrito en Andhra Pradesh era estéril – un paisaje desértico marcado por la erosión. Durante dos décadas, la organización de voluntarios del colectivo Timbaktu colaboraba junto con ocho aldeas para fomentar poco a poco en la zona un retorno a la vida. Los pobladores de Kogir, Mushtikovila, Shyapuram y aldeas Kambalapalli bajo la égida de la «Cooperativa de Cultivadores de Árboles Kalpavalli” han convertido 7000 hectáreas de tierra en área protegida que en la actualidad constituyen un bosque.  Ahora las décadas de esfuerzo de eco-restauración están siendo aniquiladas sin piedad para establecer un parque eólico de 50 MW en el interior de esta zona.

Tadas Wind Energy Limited eligió Kalpavalli y sus alrededores para instalar 48 aerogeneradores, porque los estudios demostraron que la zona tenía un alto potencial para la energía eólica. A pesar que la zona en ese entonces ya estaba cubierta por bosques, tanto el gobierno como la empresa se refirieron a los registros de ingresos obsoletos que clasificaban la zona como «tierras baldías». La empresa y el gobierno luego realizaron acuerdos de compra de parcelas de un acre de colinas estratégicas en 48 localidades  a precios extremadamente bajos. Bajo el nombre ‘parque eólico Nallakonda en Andhra Pradesh’ la compañía también presentó este proyecto de parque eólico a la CMNUCC para la participación en el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL). Bajo este esquema, los proyectos pueden recibir créditos de carbono si reducen las emisiones y contribuyen al desarrollo sostenible. De ser aprobado, el proyecto podría recibir cerca de 900.000 créditos de carbono hasta 2020.

El exceso de impactos negativos sobre los medios de vida local y los recursos

Los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) para proyectos de energías renovables no son obligatorios en la India. Por tal motivo, la compañía no ha hecho ninguna evaluación del impacto ambiental sistemática o evaluación de impacto social (EIS) del estudio. Sin embargo, las comunidades vecinas al proyecto han identificado varios impactos ambientales negativos, tales como la fuerte deforestación, degradación de suelos, cuerpos de agua afectados y la pérdida de biodiversidad, ya existentes actividades del proyecto. El PDD indica: «… la actividad de proyecto no causa ningún impacto negativo en el medio ambiente, [por lo tanto] ningún Estudio de Impacto Ambiental se ha llevado a cabo. No existen impactos ambientales significativos debido a la implementación de la actividad del proyecto « (p. 29 del PDD).

Durante el trabajo de instalación la empresa de energía eólica ha violado  muchas leyes de la protección de los bosques a nivel nacional y estatal y de conservación de la biodiversidad. Una violación del artículo 21 de la Constitución de la India ha sido cometida, que otorga «Derecho a la Vida para todos» y el desprecio de la definición del bosque dada por la Honorable Corte Suprema de la India. La carta de aprobación del proyecto por parte del Gobierno indio, un requisito previo para participar en el MDL, por lo tanto no debe ser concedida.

La vegetación ha sido eliminado y las colinas aplanadas en casi todos los montículos de la zona. Cortes profundos de alrededor de 3 a 4 metros se han hecho en estas pendientes para hacer carreteras, pero sin muros de contención, por lo que esto ha llevado a la erosión masiva del suelo. En las últimas lluvias monzónicas los caminos casi han colapsado y la erosión del suelo y deslizamientos de tierra están creando graves daños a la ecología de la zona. Estos cortes también han interrumpido las rutas de pastoreo en gran medida por lo que para el ganado es imposible subir las colinas. Acuíferos internos de agua se redujeron también creando una disminución drástica de la disponibilidad de agua. Un vertido masivo de residuos de la construcción ha pasado a los campos y cuerpos de agua, afectando aún más los recursos hídricos y el ganado. Para empeorar las cosas, la actividad de la construcción necesita una gran cantidad de agua y ahora los molinos de viento también necesitan un suministro constante de agua para enfriarlos. Esta agua es tomada por la compañía de los cuerpos de agua tradicionales de los pueblos sin permiso y muchas veces sin pago. Si el pago se ha hecho alguna vez, es una cantidad insignificante. Una exhaustiva evaluación de impacto, incluida una consulta adecuada a actores locales, hubiese ayudado a identificar este tipo de problemas con este proyecto MDL y podría haber evitado el daño que ha causado a los medios de subsistencia y los ecosistemas, así como la necesidad actual para las reparaciones.

Un vistazo  a los impactos del proyecto :

  • Erosión masiva del suelo debido a la construcción de caminos ilegales
  • 200 hectáreas de vegetación destruida para la construcción de carreteras para el transporte de material de parque eólico
  • El uso de agua no autorizada por la empresa de parques eólicos para la construcción
  • Colinas cortadas y áreas deforestadas (48 acres de vegetación degradada para la construcción de 48 molinos de viento)
  • Amenazas a arrozales y cuerpos de agua (sedimentación y restos de construcción)
  • Graves daños a las rutas de pastoreo
  • Ninguna parte de la comunidad local incluida en la distribución de los beneficios y de la energía
  • Contaminación a través de los materiales de envasado y los residuos de la construcción
  • Inversión muy alta – generación de empleo muy baja, la destrucción de los sistemas locales de subsistencia

Este proyecto MDL no debe ser aprobado

No sólo este proyecto tiene fuertes impactos negativos sobre los recursos locales y los medios de subsistencia. El documento de diseño del proyecto (PDD) carece de justificación de los factores / parámetros / estados que se consideran cruciales para el registro de proyectos MDL ante la Junta Ejecutiva del MDL. Véase el comentario presentado a la Convención Marco por Vigilancia del MDL aquí.

Es más, el proceso de consulta local para este proyecto MDL ha sido muy deficiente, incluso fuera del esquema. El Título IX de la Constitución de la India consagra el poder de los Panchayats (la unidad más pequeña de gobernanza que comprende un grupo de aldeas) y los poderes otorgados a la Gram Sabha (una reunión donde todos los miembros del pueblo por encima de la edad de votación son elegibles para asistir y dar su opinión). Sin embargo, ni el gobierno estatal ni la empresa pensó que era oportuno discutir la puesta en marcha del proyecto con estos órganos de gobierno locales. Las reuniones se llevaron a cabo sólo con funcionarios del gobierno y representantes electos quienes estaban dispuestos a promover parques eólicos porque las inversiones eran considerables y resultaría en ciertos beneficios a estos funcionarios personalmente. La reunión de consulta de los interesados no fue anunciada adecuadamente y la mayoría de los habitantes del pueblo estaban completamente a oscuras acerca de las consultas. Se hicieron anuncios en inglés dentro de un periódico local, pero el lenguaje es raramente entendido por los pobladores locales. A través de conversaciones con los pobladores locales de la zona afectada se confirmó que no hubo ningún anuncio o aviso en los pueblos, aldeas, reuniones del órgano de gobierno, o en los periódicos de amplia circulación de idiomas locales. Fue sólo cuando los caminos necesitaban ser construidos que un proceso de participación de la comunidad se llevó a cabo haciendo muchas promesas. Cuando surgió la preocupación sobre los efectos sobre el pastoreo de ganado en la zona, a los pobladores se les aseguró que el proyecto no tendría ningún impacto sobre el pastoreo, pero eso no ha sido así.

El proceso de consulta de las partes de este proyecto es muy deficiente y por lo tanto el proyecto no debe ser validado.

¿Qué debe ocurrir a continuación?:

  • Una restauración que revierte el daño causado por la construcción de carreteras
  • La compensación por la pérdida de los medios de vida debido al acceso restringido de pastoreo y la pérdida de medios de vida de otros productos forestales no maderables
  • Validación negativa del proyecto MDL por incumplimiento de consulta con los interesados locales y normas de adicionalidad
  • Disposición obligatoria de una EIA/EIS para la construcción de parques eólicos en la India

Sin un proceso adecuado de evaluación del impacto ambiental y EIS los proyectos de energía eólicos pueden fácilmente socavar los propósitos de sostenibilidad para los que están destinados. El impacto en los sistemas de soporte de vida de la población local tiene que ser considerado como una parte integral de cualquier proyecto y debe tenerse en cuenta en la evaluación de los beneficios y costos. Por otra parte, la introducción de una disposición obligatoria de una Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) y Evaluación de Impacto Social (EIS) para la construcción de parques eólicos y otros proyectos de energía renovable podría asegurar que haya una evaluación adecuada de los posibles daños antes de dar permiso a las empresas.

Este caso demuestra que en el desarrollo de protocolos internacionales para la conservación de la biodiversidad y la protección de los derechos de la comunidad en el marco del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), las lecciones aprendidas de los proyectos del MDL con impactos negativos deben ser tomadas en cuenta. Se deben reforzarse las reglas de consulta y evaluación del impacto y se deben introducir además mecanismos de reclamación. Las comunidades locales deben ser reconocidas como actores principales para la conservación de la biodiversidad y los recursos naturales. Cualquier proyecto que viole las disposiciones de salvaguardia, daños al medio ambiente o medios de vida no debe recibir ayuda financiera en nombre del clima o la biodiversidad.

Para más detalles sobre este proyecto, sus impactos y por qué no se debe aprobar, véase nuestro comentario presentado a la CMNUCC durante el período mundial de consulta de los interesados aquí

La Soiceity for Promotion of Wastelands Development fue creada en 1982 por los científicos, activistas sociales, representantes del gobierno, la industria y la sociedad civil preocupados por la degradación de la tierra y sus sistemas asociados de soporte de vida. Con sede en Nueva Delhi, la Sociedad desarrolla respuestas tecnológicas adecuadas para revertir la degradación y se extiende a fortalecer las instituciones locales. http://www.spwd.org/

Author

Related posts

Join our mailing list

Stay in touch and receive our monthly newsletter, campaign updates, event invites and more.