Aéreo

Volar es la forma de transporte más intensiva en carbono y se prevé que sus emisiones crezcan hasta un 300 % para 2050. A nivel interno, los estados y las regiones, como la UE, abordan las emisiones de la aviación mediante sistemas de comercio con fijación previa de unos límites mínimos y otras medidas del mercado, como los impuestos, además de promover alternativas como el ferrocarril. La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) ha sido el principal foro para abordar las emisiones de la aviación internacional desde el Protocolo de Kioto de 1997.

Aviación internacional

En 2010, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) acordó dos objetivos en relación con las emisiones de la aviación, concretamente, una mejora de la eficiencia del combustible del 2 % anual hasta 2050 y un objetivo denominado «crecimiento neutro en materia de emisiones de carbono» para compensar todas las emisiones por encima de los niveles de 2020. Para alcanzar este objetivo, en 2016 se adoptó una medida de mercado: el Plan de compensación y reducción de carbono para la aviación internacional (CORSIA).

El plan entrará en vigor en 2021, pero la participación será voluntaria hasta 2027. Ya ha quedado patente que CORSIA no bastará para abordar el enorme impacto climático del sector, puesto que el objetivo climático marcado es muy poco ambicioso y porque se propone neutralizar las emisiones mediante compensaciones en lugar de reducir realmente las emisiones de los aviones. No es necesario compensar en un mundo seguro para el clima, y cada sector, incluida la aviación, debería centrarse en reducir sus propias emisiones. Dado que CORSIA no está impulsando ninguna reducción de emisiones en el sector de la aviación, también estamos trabajando en medidas nacionales y regionales de fijación de precios del carbono que ayuden a que la industria esté en línea con una vía de 1.5C.

Como miembro de la International Coalition for Sustainable Aviation (ICSA), Carbon Market Watch actúa como observador de la OACI y participa en la elaboración de las normas para CORSIA. Estas reglas deben garantizar que las aerolíneas respalden proyectos climáticos buenos y no proyectos que no reduzcan las emisiones ni respetan los derechos humanos.

Exigimos una mayor ambición en materia de clima para todo el sector, con énfasis en la reducción de las emisiones de la propia industria, unas normas de gobernanza sólidas, mayor transparencia y participación pública.

Aviación en la UE

Al igual que otras grandes industrias emisoras en Europa, la aviación queda cubierta por el RCDE UE. Conforme al plan inicial, las emisiones de los vuelos desde países del Espacio Económico Europeo (EEE), con destino a ellos o entre ellos estaban supuestamente cubiertas por el RCDE.

Sin embargo, tras la adopción del esquema global de compensación CORSIA, la UE decidió limitar el alcance del ETS a los vuelos dentro del EEE hasta 2024 y revisar el papel de la aviación dentro del EU ETS una vez que el sistema mundial entre en vigor.

Hasta ahora, la industria de la aviación ha disfrutado de un tratamiento preferente en forma de subsidios, exenciones fiscales y derechos de emisión gratuitos. Carbon Market Watch exige mejoras en las políticas vigentes y medidas adicionales para abordar las crecientes emisiones de los vuelos que tienen como origen y destino Europa. Si bien el propio RCDE UE necesita mejorarse, un acuerdo internacional más débil no debería sustituirlo para la aviación, pues supondría un perjuicio para la acción climática en Europa.

La aviación en las conversaciones sobre el clima de la ONU

El régimen de compensaciones de la OACI también incidirá en el desarrollo de las normas del Acuerdo de París.

Aunque no hace referencia explícita a las emisiones procedentes de la aviación internacional, el Acuerdo de París abarca todas las emisiones generadas por el hombre en su objetivo a largo plazo de mantener la temperatura media mundial muy por debajo de 2 °C sobre los niveles preindustriales. Sin una acción más ambiciosa en el sector de la aviación y normas que armonicen el régimen de compensaciones de la aviación (CORSIA) con las normas del mercado de carbono de la CMNUCC, las emisiones de los aviones comprometerán los objetivos del Acuerdo de París.

Carbon Market Watch trabaja para poner de manifiesto el importante y creciente problema de las emisiones de la aviación internacional y lo que significa para la acción climática global. Exigimos a la industria de la aviación que participe en el proceso global de revisión y ajustes continuos para cumplir el Acuerdo de París, e incremente sus esfuerzos en consonancia con los objetivos globales sobre cambio climático.