Transporte internacional

Los aviones y los barcos generan cada vez más emisiones de gases de efecto invernadero a escala mundial. De seguir por la senda actual, representarán casi el 40 % de las emisiones de CO2 en 2050. Si bien los países son responsables de las emisiones del transporte dentro de sus fronteras, la responsabilidad por la contaminación procedente de la navegación y la aviación internacionales resulta difícil de atribuir a un país o jurisdicción en concreto.

Es por ello que, en el Protocolo de Kioto de 1997, la principal responsabilidad por las emisiones de estos sectores recayó en la Organización Marítima Internacional (OMI) y en la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), respectivamente.

El Acuerdo de París de 2015 requiere que todos los países persigan reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero en todos los sectores de la economía, por eso es esencial la contribución de todos ellos, incluidos el de la aviación y el de la navegación.

Carbon Market Watch, que sigue los procesos de la ONU al formar parte de los grupos de observadores de ONG –Clean Shipping Coalition e International Coalition for Sustainable Aviation–, trabaja para lograr unas reducciones ambiciosas y rápidas de las emisiones de estos dos sectores.