Mercado de carbono de la UE

El Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea (RCDE UE) se estableció en 2005 e incluye más de 11 000 instalaciones en todo el Espacio Económico Europeo, lo que abarca cerca del 40 % de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de Europa. El RCDE UE es un régimen de comercio con fijación previa de límites máximos, es decir, establece límites al total de gases de efecto invernadero que pueden emitir las empresas. Cada año se reducen los límites y las empresas reciben o compran derechos de emisión que pueden comercializar según lo necesiten.

Desde el principio, el RCDE UE ha tenido un excedente de derechos de emisión, lo que ha causado que los precios sean demasiado bajos para estimular una transformación a favor del clima. Las principales causas por las que la señal sobre los precios es insuficiente han sido un objetivo general poco ambicioso, la crisis económica que empezó en 2008 y la entrada de créditos internacionales. La pandemia del coronavirus y la desaceleración económica resultante causó inicialmente otro desplome de precios después de un par de años en los que estuvieron rondando los 25 euros.

La Reserva de Estabilidad del Mercado (REM) del RCDE UE absorbe el exceso de derechos del mercado y ha ayudado a controlar los excedentes pasados. No obstante, como ha demostrado la pandemia, actualmente el REM no es adecuado para controlar cambios súbitos ni excedentes futuros.

El RCDE UE se va a revisar a partir de 2021 como parte del nuevo Pacto Verde de la UE. Carbon Market Watch pide una trayectoria de reducción de las emisiones más pronunciada y que se refuerce la reserva de estabilidad del mercado.

Mientras tanto, los gobiernos de la UE pueden ayudar a fortalecer el sistema con la cancelación de derechos excedentarios a medida que cierran las centrales eléctricas. Igualmente, la aplicación de precios mínimos de carbono nacionales o regionales es una medida idónea para reforzar el RCDE UE y ofrecer los incentivos necesarios para la eliminación del carbón.