Carbon Market Watch

For fair and effective climate protection.

El acuerdo global de aviación empleado para evitar la ambición de Europa para el sector

30 Mar 2017

Tras la creación de un esquema de compensación global por parte de la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) el otoño pasado, el tema de la ambición de la gestión de las emisiones de la aviación está tomando cada vez más importancia en Europa. Citando la medida de la OACI, las aerolíneas se han decidido a debilitar el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea (RCDE de la UE). Aunque todavía está sobreabastecido, el RCDE de la UE no se limita a una simple compensación para reducir las emisiones de los vuelos con destino, origen o entre países europeos, sino que también trabaja para aplicar el principio de que los países desarrollados deberían tomar las riendas del cambio climático tal y como se estableció en el Acuerdo de París.

Desde el uno de enero de este año, los vuelos con origen, destino o entre países europeos están amparados por el RCDE de la UE. Como respuesta a la medida de compensación de la OACI adoptada en octubre de 2016, la Comisión Europea ha propuesto la exclusión de los vuelos internacionales del mercado europeo. Sin embargo, se seguirán regulando los vuelos europeos de las aerolíneas internacionales.

El impacto de reducción del número de vuelos amparados por el RCDE, o de su alcance no es insignificante. La propuesta, si se adoptara, reduciría el alcance del RCDE de la UE de las emisiones globales de la aviación del 35 % al 8 %, lo que debilitaría el principio de «el que contamina paga» y reduciría los costes vacacionales de la élite global haciendo, una vez más, que los económicamente más desventurados tuvieran que asumir el coste. La cobertura del RCDE de la UE para esos vuelos asciende a unos 5 euros por tonelada de CO2 emitida. Sustituir el RCDE de la UE con compensaciones bajo el CORSIA (de sus siglas en inglés, Carbon Offsetting and Reduction Scheme for International Aviation, Plan de Compensación y Reducción de Carbono para la Aviación Internacional), en las que los créditos del Protocolo de Kioto tienen muchas posibilidades de ser escogidos, significa pagar un precio de tan solo 0,31 euros por tonelada. También representa otro regalo para un sector que ya espera generar 29,8 mil millones de euros de beneficios este año.

El análisis de las dos medidas es claro: el sistema europeo es más ambicioso en términos de objetivos, calidad medioambiental y generación de financiación climática que pueda redirigirse en proyectos climáticos en países en vías de desarrollo.

CORSIA RCDE de la UE
Crecimiento ilimitado Techo absoluto
Sin medidas para las emisiones que no superen el nivel del 2020 Cubre todas las emisiones de la aviación de la UE
Solo el 25 % del total de emisiones de la aviación
Se basa por completo en la compensación Sin compensación tras el 2020
Calidad de compensación desconocida ta negativa actual, solo créditos de la CMNUCC de países menos desarrollados
Voluntaria hasta el 2027 Obligatoria
Sin imposición Penalizaciones por incumplimiento
¿Futuro tras 2035?

¿Jugará Europa un papel principal en los esfuerzos globales para luchar contra el cambio climático o volverá a recaer en su promesa de ambición y sus Contribuciones Nacionales Determinadas? Por el bien del clima y de aquellos que ya padecen las sequías, inundaciones, olas de calor o similares, Europa, ahora más que nunca, debería desplegar todo su coraje y ambición.
Carbon Market Watch defiende de forma activa una mayor acción climática en el sector europeo e internacional de la aviación. Consulte este espacio para más información sobre nuestra campaña de la aviación.

Escrito por Kelsey Perlman  Carbon Market Watch Logo - JPG - Copy30


Haz clic aquí para leer los otros artículos del nuestro Boletín Watch This!

.Watch This - article link